Las Herramientas de Recuperación que nos ayudan a vivir y trabajar los Doce Pasos

Un Plan de Comidas

Como herramienta, el plan de comidas nos ayuda a abstenernos de comer compulsivamente, nos guía en nuestras decisiones dietéticas y define qué, cuándo, cómo, dónde y por qué comemos. No hay requisitos específicos para un plan de comidas; OA-CCA no avala, ni recomienda ningún plan concreto de comidas, ni excluye el uso personal de ninguno. (Ver los folletos Dignidad de Elegir y Un Plan de Comidas para más información.) Para guías específicas dietéticas o de nutrición, OA-CCA sugiere consultar a un profesional cualificado en el cuidado de la salud, tales como médicos o dietistas. Cada uno de nosotros desarrolla un plan de comidas personal basado en una apreciación honesta de su propia experiencia pasada. A muchos de nosotros nos parece esencial la guía por parte de nuestros padrinos para desarrollar un plan de comidas que refleje un deseo honesto de conseguir y mantener la abstinencia. Aunque los planes individuales de comidas son tan variados como nuestros miembros, la mayoría de los miembros de OA-CCA están de acuerdo en que un plan es necesario, sin importar cuán flexible o estructurado sea. Esta herramienta nos ayuda a lidiar con los aspectos físicos de nuestra enfermedad, y nos ayuda a alcanzar la recuperación física. Desde este punto ventajoso, podemos seguir con más efectividad el programa de recuperación de los Doce Pasos de OA-CCA, y llegar más allá de la comida hasta una experiencia de vida más feliz, más saludable y más espiritual.