Lemas de OA

Vive y deja vivir

No puedes controlar a otros. Las personas harán siempre lo que quieran cada una de ellas, y no lo que a nosotros nos convenga. Si vives queriendo controlar a otras personas, tienes un pasaporte directo a la frustración y al dolor, por que los demás no van a actuar siempre como tú quieras. Deja a los demás, incluso a los tuyos, vivir su propia vida, no te entrometas en sus asuntos. Usa ese tiempo en ocuparte de ti mismo, en vivir tu propia vida, no la de otros.