Lemas de OA

Ten cuidado como vives

Tú puedes ser el único ejemplar del Libro Grande que alguien tenga a la vista

¿ Cómo he aprendido todo lo que se de Oa, de mi enfermedad con la compulsión con la comida, de cómo trabajarla y poder vivir con ella? Del ejemplo de otras personas que se han recuperado. Cuando llegue a OA vi claramente las personas que estaban abstinentes y que se estaban recuperando, viviendo felices y libres de la obsesión por la comida y el peso. Yo quería la luz que ellos y ellas tenían. Hice lo que ellas hacían y empecé a vivir bien, de igual manera que esas personas viven hoy día. Yo llegue a Oa buscando una solución, desesperado. Con el tiempo he aprendido tanto de mi adicción a la comida, que mucha gente de fuera de Oa se queda maravillada con como llevo mi vida. A veces cuando hablo con esas personas ajenas a Oa y a grupos de 12 pasos sobre alcohol y drogas, se sienten identificados conmigo. Mi ejemplo les vale. En un momento dado yo no se quien me puede estar observando, quien puede tener una adicción para la que exista un grupo de 12 pasos, quien puede estar teniendo atracones o este a un paso de tenerlos. Por que esas cosas se llevan por dentro y en secreto. El haberme salido de eso y vivir en recuperación me hace ser un soplo de esperanza para muchas personas que me conocen y saben mi historia. No voy en contra del anonimato, no voy desvelar mis secretos a cualquiera. Pero si hay personas que me preguntan ¿Cómo lo has logrado? Y mi respuesta es: fui a comedores compulsivos, y deje de hacer dieta. Perdí 50 kg y me mantengo. El shock de esta respuesta les suele hacer quedarse muy intrigados, y al menos querer saber más. Quien venga o quien no, quien se quede o quien no, ya no depende de mi. Por que hay muchos otros caminos y Oa a mi me ha funcionado, y cada cual tiene su momento. Y por supuesto hay personas irrecuperables de las garras de la compulsión por que son incapaces de hacer nada para mejorar sus vidas. Pero quizás haya alguien observándome en mi caminar por la vida que si tenga en su corazón la semilla de buscar una nueva manera de vivir diferente y mejor, que le ayude a librarse de su adicción. Para esa persona mi ejemplo tiene que valer, no puedo volver a mi vida anterior, o dejare de estar bien conmigo mismo como estoy hoy. Cuando dejo de recibir elogios por mi recuperación y de ser ejemplo para otros es un indicativo de que mi abstinencia se esta ensuciando. Cuando ya no puedo ayudar a otros, es que me he descuidado y tengo que poner atención a lo que hago con mi recuperación.