Lemas de OA

Las actitudes son contagiosas

¿vale la pena que la mía se contagie?

El cambio mental de la negatividad y la depresión a la positividad, la esperanza y la fe ha sido para mi uno de los puntos más importantes de mi recuperación. Cuando me hago la pregunta de ¿vale la pena que mi actitud se contagie? miro en mi interior y me examino a mi mismo. Pienso como seria si todas las personas estuvieran como yo. Si estoy negativo, depresivo, todo el ambiente que me rodea se vuelve oscuro, depresivo, asfixiante. Yo no quiero vivir así. Cuando voy por la vida con una sonrisa, trato a otras personas con cortesía, y busco la felicidad de las pequeñas cosas, la positividad viene a mí la depresión desaparece. Para lograr esto a veces he de actuar "como si". Cambio mi lenguaje, no insulto, ni me quejo continuamente. El poder que tienen las palabras proyectadas sobre las personas que me rodean es increíble. Con esto poco a poco construyo un ambiente positivo a mí alrededor. Algo que es muy importante para mi recuperación, por que si vivo feliz, no necesitare usar la comida como vía de escape para tapar el dolor.